Uso de colutorios y pasta de dientes como medida preventiva frente al COVID

Uso de colutorios y pasta de dientes como medida preventiva frente al COVID

Aunque parece que ya vemos la luz al final del túnel con la vacunación, la realidad es que todavía no podemos bajar en absoluto la guardia con las medidas de prevención frente al COVID. Se estima que hasta que un 70% de la población no esté vacunada tendremos que convivir con el virus y con las medidas de protección vigentes, el uso de la mascarilla se tendrá que prolongar aún más tiempo.

Debido a todo esto los investigadores centran sus esfuerzos en encontrar mecanismos para intentar disminuir la propagación del virus y parece ser que los colutorios/enjuagues bucales podrían ser una herramienta útil para frenar la transmisión.

Se ha descubierto que el cloruro de cetilpiridino (CPC), un componente presente en ciertos colutorios tiene efecto antiviral; parece ser que es capaz de reducir hasta 1000 veces la capacidad de infección del SARS-CoV-2.

De momento el efecto antiviral se ha demostrado en estudios preclínicos, por lo que el siguiente paso será hacerlo en un ensayo en humanos. Si en humanos demuestra también esa reducción de la capacidad de infección, sería clave para ayudar a reducir la transmisión del COVID sobre todo en países donde la vacuna va a tardar en administrarse ya que los colutorios son económicos, fácilmente distribuibles y almacenables.

Un punto importante a conocer es que los colutorios con clorhexidina (tan usados en odontología) por si sola sin CPC NO son eficaces.

¿Y las pastas de dientes?

En cuanto a las pastas de dientes, estudios en laboratorio, muestran que las pastas dentales que contienen zinc o fórmulas estañosas junto los colutorios con CPC, neutralizan el virus en un 99,9% del virus después de 2 minutos de contacto. Los estudios son parte de un programa de investigación de Colgateâ.

En estos estudios de laboratorio de Colgateâ (los primeros en incluir pastas de dientes) las pastas dentales “Colgateâ Total y Meridol”, neutralizaron el 99,9% del virus después de 2 minutos de contacto.

Los enjuagues Colgateâ Plax y Colgateâ Total fueron igualmente efectivos después de 30 segundos.

Como conclusión podemos decir, que si bien el cepillado y el enjuague no son un tratamiento o una forma de proteger completamente a una persona de la infección, pueden ayudar a reducir la transmisión y ralentizar la propagación del virus completando a las medidas de distancia social, uso de mascarillas y lavado frecuente de manos.

Comparte este post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *