Tratamiento periodontitis

Periodoncia

Periodontitis (piorrea)

La periodontitis es una infección que afecta a los tejidos de soporte del diente. Como la gingivitis, afecta a las encías, pero se diferencia de ésta en que el hueso también está afectado. Se caracteriza por una destrucción progresiva de los tejidos de soporte del diente. La causa son las bacterias de la placa bacteriana que atacan las encías y el hueso de las personas que tienen predisposición a padecer esta enfermedad. Factores de riesgo como el tabaco, estrés, etc. aceleran la evolución de la enfermedad produciéndose finalmente la caída de los dientes en un periodo variable de tiempo.

Aún tratándose de una enfermedad que presenta una sintomatología muy precoz, como el sangrado de encías, lamentablemente no suele ser valorada por el paciente en su justa medida, ya que es una enfermedad indolora.

A medida que la enfermedad avanza sus signos y síntomas se hacen más evidentes.

Las señales son:

  • Dientes más largos por la retracción de las encías.
  • Movilidad dentaria debido a la reabsorción de hueso alrededor de los dientes. Su consecuencia final es la pérdida de las piezas dentarias.
  • Mal olor y sabor de boca producido por los productos de desecho del metabolismo de la placa bacteriana y el sarro.
  • Desplazamiento de los dientes debido a la pérdida de los tejidos de soporte dental que facilitan su migración. Esta circunstancia da lugar a malposiciones dentarias o  aumento del espacio entre los dientes.

La enfermedad periodontal tiene consecuencias sobre la salud, la función y la estética de los dientes y las encías. La recuperación de este proceso y sus consecuencias será mejor y más eficaz, cuanto más precozmente se detecte y se trate.