La hipersensibilidad dental

Hipersensibilidad

La hipersensibilidad dental

La hipersensibilidad dental. Lo importancia de un buen diagnóstico y de tratamiento profesional.

El diente tiene diferentes maneras de comunicarse con nosotros. Una de esas formas es cuando tenemos contacto con bebidas, comidas a diferentes temperaturas e incluso el propio aire de la respiración. Es lo que se conoce como hipersensibilidad dental. Esta manera, en ocasiones tan dolorosa, nos puede trasladar parte del estado en el que se encuentra nuestra pieza dental. Por eso mismo es necesario tener en cuenta diferentes factores.

Como decíamos hay diferentes estímulos que provocan el dolor de los dientes generando una sensación molesta.  Este dolor puede producirse de manera aleatoria sin tener mayor repercusión o puede repetirse de manera continuada generando una patología a determinar por parte del especialista. Las causas que pueden estar detrás pueden ser diversas; la higiene dental provocada por una fuerte limpieza, el cúmulo de sarro, una mala dieta, la caries, consumo continuado de elementos muy abrasivos o tratamientos odontológicos tales como una cirugía periodontal o raspado.

Según diferentes estudios una de las causas que pueden favorecer la presencia de la hipersensibilidad dentaria es la cirugía periodontal.  Esto unido a una incorrecta técnica de cepillado, consumo de ácidos, etc… puede cronificar la patología.

En cuanto a su diagnostico es complejo. Se suele se hace por exclusión. Es un diagnóstico difícil porque no se tiene claro el origen del mismo y hay que tratar de localizar mediante estímulos como la propulsión de aire, calor o frio la pieza dañada. Hay antecedentes o pacientes que te explican los síntomas, pero el problema es que muchos pacientes se auto diagnostican provocando problemas en las encías. Cuando esto sucede es porque el objetivo del paciente se reduce a evitar el dolor, pero la maniobra de una mala técnica de cepillado o el consumo de ácidos se sigue manteniendo por lo que todo eso hace que la hipersensibilidad llegue al nivel del cuello de la encía.

La enfermedad periodontal favorece mucho la hipersensibilidad periodontal. Ambos van de la mano. El tratamiento en la consulta está bastante pautado. El paciente debe tener un tratamiento preventivo para evitar el daño entre el diente y la encía y a su vez la propia protección de la dentina. Es muy importante asistir a revisiones periódicas y seguir todas las indicaciones del dentista. Los tratamientos para aliviar la hipersensibilidad dentinaria se basan en la interrupción de la respuesta neural a los estímulos dolorosos. En la actualidad, existen muchos tratamientos para la sensibilidad que se realizan en el consultorio y cremas dentales para el alivio de la sensibilidad que se comercializan en forma masiva en todo el mundo.

Se ha demostrado en estudios clínicos la efectividad de algunos productos de uso en el consultorio, por ejemplo, barniz con fluoruro de sodio. Un barniz que se aplica de manera cuidadosa en la zona expuesta reduciendo progresivamente el dolor que provoca esa hipersensibilidad.

A pesar de la prevalencia reportada de la hipersensibilidad dentinaria, cabe destacar que un porcentaje relativamente pequeño de personas que sufren sensibilidad buscan tratamiento profesional para el alivio de su condición y/o usan diariamente una crema dental para el alivio de la sensibilidad. Si hay hipersensibilidad hay que acudir al dentista para saber el origen de esa sensación molesta. Es una patología que no se le suele dar la importancia que requiere. Hay que tener muy claro que ante cualquier sensación molesta en alguna de nuestras piezas hay que ponerlo en conocimiento para que se pueda prevenir y tratar. Por último, los hábitos como usar palillos y medidas de higiene inadecuadas pueden aumentar de manera destacada la sensación de dolor de la encía. ¡Estás a tiempo de disfrutar de un buen helado o de una buena bebida refrescante sin miedo al dolor!

Comparte este post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *