No todos los implantes son iguales

¿Todos los Implantes dentales son iguales?

Es esta una pregunta crucial al considerar someterse a este tratamiento. No todos los implantes son iguales ni se comportan del mismo modo. Varían respecto a la fiabilidad de sus resultados tanto a corto como a largo plazo. Todos los implantes están fabricados en titanio, pero el tratamiento (físico y químico) de su superficie y la fiabilidad de sus aditamentos para confeccionar la prótesis, marcan la diferencia. En España existen unos 250 tipos de implantes diferentes. Sin embargo, son muy  pocos los que están avalados por la suficiente documentación científica a largo plazo y en las diferentes situaciones clínicas que puede demandar un paciente.

Desde la aparición de los primeros implantes, en Suecia hace más de 40 años, han ido desapareciendo muchas de las casas que los fabricaban.

Si un sistema de implantes deja de fabricarse, normalmente supone dejar sin posibilidad de reparar las prótesis de la marca en concreto.

Un implante contrastado científicamente y de calidad óptima aporta las siguientes ventajas:

  • Disminuye las posibilidades de fallo del implante tanto a corto como a largo plazo.
  • Acorta los periodos de tratamiento para el paciente.
  • Simplifica los procedimientos necesarios para conseguir los objetivos deseados abaratando así los costes sin comprometer los resultados.
  • Minimiza la morbilidad de la cirugía, ya que las superficies testadas de los implantes de calidad reducen el número de implantes necesarios para resolver un caso. También permiten utilizar implantes más estrechos y cortos sin necesidad de recurrir a técnicas de regeneración ósea. La superficie del implante Straumann Roxolid, primer implante con una aleaciónn de circonio y titanio reúne todas estas ventajas.

Los implantes de bajo control sanitario no pueden demostrar sus porcentajes de éxito ni qué tipos de problemas pueden presentar en el futuro,  ya que no tienen los estudios científicos y clínicos necesarios para obtener la documentación que los avale. Por lo tanto NO recomendamos su uso. “Lo barato puede salir muy caro”.

No todos los implantes son iguales