FAQs

FAQs Shortcodes

You can show the faqs with Porto FAQs shortcodes.


Normal

Varias investigaciones publicadas a lo largo de la última década han mostrado relación entre la periodontitis y otras patologías como:

  • Mayor riesgo de accidentes cerebrovasculares.
  • Peor control metabólico del azúcar en diabéticos.
  • Mayor riesgo de tener niños con bajo peso al nacer o prematuros en mujeres embarazadas con periodontitis.

Esto se debe a la diseminación de las bacterias que causan la periodontitis desde la encía a otras partes del organismo.

Se ha demostrado la existencia de transmisión bacteriana entre parejas, así como de madres a hijos, pero, aunque la presencia de estas bacterias es necesaria para la aparición de la enfermedad, su mera presencia por sí sola no implica que el paciente desarrolle la enfermedad, ya que la periodontitis es una enfermedad multifactorial, en la que influyen factores como la genética, el estrés, determinadas enfermedades (inmunológicas, diabetes…) o el consumo de tabaco.

El tratamiento se realiza con anestesia y por lo tanto bajo ningún concepto debe doler.

La periodontitis tiene tratamiento si se detecta en estadíos iniciales o moderados.  La pérdida de piezas dentales puede evitarse estabilizando la pérdida de hueso alrededor de los dientes. En casos muy avanzados, si el deterioro es excesivo será necesario realizar la extracción de la pieza. De ahí la importancia de realizar un diagnóstico  precoz.


Show Filter


Varias investigaciones publicadas a lo largo de la última década han mostrado relación entre la periodontitis y otras patologías como:

  • Mayor riesgo de accidentes cerebrovasculares.
  • Peor control metabólico del azúcar en diabéticos.
  • Mayor riesgo de tener niños con bajo peso al nacer o prematuros en mujeres embarazadas con periodontitis.

Esto se debe a la diseminación de las bacterias que causan la periodontitis desde la encía a otras partes del organismo.

Se ha demostrado la existencia de transmisión bacteriana entre parejas, así como de madres a hijos, pero, aunque la presencia de estas bacterias es necesaria para la aparición de la enfermedad, su mera presencia por sí sola no implica que el paciente desarrolle la enfermedad, ya que la periodontitis es una enfermedad multifactorial, en la que influyen factores como la genética, el estrés, determinadas enfermedades (inmunológicas, diabetes…) o el consumo de tabaco.

El tratamiento se realiza con anestesia y por lo tanto bajo ningún concepto debe doler.

La periodontitis tiene tratamiento si se detecta en estadíos iniciales o moderados.  La pérdida de piezas dentales puede evitarse estabilizando la pérdida de hueso alrededor de los dientes. En casos muy avanzados, si el deterioro es excesivo será necesario realizar la extracción de la pieza. De ahí la importancia de realizar un diagnóstico  precoz.

Los casos leves pueden ser tratados por dentistas generales que posean conocimientos de Periodoncia, pero para tratar los casos más avanzados es recomendable acudir a un dentista especialmente formado en el tratamiento de la periodontitis, un periodoncista.

Por lo general no se puede recuperar, el objetivo del tratamiento es detener la progresión de la pérdida ósea para de evitar que se pierdan los dientes, aunque en determinadas situaciones si somos capaces de regenerar el hueso perdido, mediante la aplicación de productos que favorecen la formación de nuevo hueso. Puede ver los resultados en el apartado de casos clínicos.

Los implantes dentales fabricados de titanio son muy biocompatibles tanto con el tejido duro (hueso) como con el tejido blando (encía), por lo que la posibilidad de que se produzca una reacción alérgica es muy improbable. A día de hoy tras más de 12 años colocando implantes de titanio, no hemos documentado ningún paciente con alergia.

Cuando un implante dental no se integra en el hueso, no es como consecuencia de que el organismo lo rechace, sino por diversos factores como escasa cantidad o calidad de hueso o factores del paciente como un consumo de tabaco excesivo. Como hemos comentado anteriormente, en las clínicas PerioCentrum, la tasa de fracaso en la integración del implante es inferior al 1%. Aunque los sistemas de implantes con lo que trabajamos tienen garantía de por vida siempre que lleven un adecuado mantenimiento, si un implante fracasa realizamos todas las técnicas necesarias para reponerlo sin ningún coste adicional para el paciente.

Una vez el implante se ha osteointegrado, la posibilidad de perderlo a largo plazo se produce, normalmente, por infección. Si se introduce placa bacteriana y sarro por debajo de la encía, puede aparecer una patología denominada periimplantitis, en la que se va perdiendo el hueso de soporte de los implantes. Si esta pérdida de hueso no se detecta de forma temprana y se trata adecuadamente, el implante puede llegar a perder todo el hueso y puede ser necesaria su retirada. La aparición de periimplantitis es más frecuente en los pacientes que han tenido periodontitis, que fuman y sobre todo que no se cepillan correctamente.


Show Pagination

Varias investigaciones publicadas a lo largo de la última década han mostrado relación entre la periodontitis y otras patologías como:

  • Mayor riesgo de accidentes cerebrovasculares.
  • Peor control metabólico del azúcar en diabéticos.
  • Mayor riesgo de tener niños con bajo peso al nacer o prematuros en mujeres embarazadas con periodontitis.

Esto se debe a la diseminación de las bacterias que causan la periodontitis desde la encía a otras partes del organismo.

Se ha demostrado la existencia de transmisión bacteriana entre parejas, así como de madres a hijos, pero, aunque la presencia de estas bacterias es necesaria para la aparición de la enfermedad, su mera presencia por sí sola no implica que el paciente desarrolle la enfermedad, ya que la periodontitis es una enfermedad multifactorial, en la que influyen factores como la genética, el estrés, determinadas enfermedades (inmunológicas, diabetes…) o el consumo de tabaco.

El tratamiento se realiza con anestesia y por lo tanto bajo ningún concepto debe doler.

La periodontitis tiene tratamiento si se detecta en estadíos iniciales o moderados.  La pérdida de piezas dentales puede evitarse estabilizando la pérdida de hueso alrededor de los dientes. En casos muy avanzados, si el deterioro es excesivo será necesario realizar la extracción de la pieza. De ahí la importancia de realizar un diagnóstico  precoz.

Los casos leves pueden ser tratados por dentistas generales que posean conocimientos de Periodoncia, pero para tratar los casos más avanzados es recomendable acudir a un dentista especialmente formado en el tratamiento de la periodontitis, un periodoncista.


Show Archive Link

Varias investigaciones publicadas a lo largo de la última década han mostrado relación entre la periodontitis y otras patologías como:

  • Mayor riesgo de accidentes cerebrovasculares.
  • Peor control metabólico del azúcar en diabéticos.
  • Mayor riesgo de tener niños con bajo peso al nacer o prematuros en mujeres embarazadas con periodontitis.

Esto se debe a la diseminación de las bacterias que causan la periodontitis desde la encía a otras partes del organismo.

Se ha demostrado la existencia de transmisión bacteriana entre parejas, así como de madres a hijos, pero, aunque la presencia de estas bacterias es necesaria para la aparición de la enfermedad, su mera presencia por sí sola no implica que el paciente desarrolle la enfermedad, ya que la periodontitis es una enfermedad multifactorial, en la que influyen factores como la genética, el estrés, determinadas enfermedades (inmunológicas, diabetes…) o el consumo de tabaco.

El tratamiento se realiza con anestesia y por lo tanto bajo ningún concepto debe doler.

La periodontitis tiene tratamiento si se detecta en estadíos iniciales o moderados.  La pérdida de piezas dentales puede evitarse estabilizando la pérdida de hueso alrededor de los dientes. En casos muy avanzados, si el deterioro es excesivo será necesario realizar la extracción de la pieza. De ahí la importancia de realizar un diagnóstico  precoz.