Muelas del juicio

Cirugía Oral

Concurren muchas indicaciones para llevar a cabo la extracción de las muelas del juicio o cordales.

Entre las más habituales suele ser la falta de espacio en la mandíbula para una correcta erupción. Otras indicaciones son la orientación anómala de los cordales o muelas del juicio que puede producir daños en las piezas vecinas o apiñamientos dentarios. La aparición de las muelas del juicio también puede causar problemas de inflamación en la encía debido a una erupción incompleta, que puede provocar una infección crónica en la encía circundante.

La extracción del las muelas del juicio incluidas es probablemente la intervención menor más frecuente en la consulta de cirugía oral y maxilofacial. El tiempo quirúrgico dependerá según el caso pero, suele oscilar entre los 15 y los 30 minutos de duración. Las muelas del juicio o cordales son los últimos molares en erupcionar (a los 17- 19 años) y con frecuencia no encuentran espacio para hacerlo y quedan retenidas o incluidas en el interior del hueso maxilar. Esto a la larga puede crear complicaciones potenciales (inflamaciones, apiñamientos dentarios, quistes maxilares, lesión de raíces adyacentes, etc.) por lo que es conveniente proceder a su extracción antes de que estas complicaciones se desarrollen.

Las muelas del juicio inferiores incluidas presentan en muchos casos una estrecha proximidad con el nervio dentario inferior (que recoge la sensibilidad del labio inferior). En estos casos el diagnóstico anatómico preciso por medio de un escáner 3D nos mostrará con nitidez las relaciones anatómicas entre estas estructuras. Esto nos permitirá realizar un planteamiento quirúrgico más exacto y seguro para nuestros pacientes.

Muelas del Juicio